ATENCIÓN AL CLIENTE: +34 923 199 148

Los 7 errores más comunes en el mantenimiento de Moodle y cómo evitarlos

Hoy vamos a ver los errores típicos que podemos cometer cuando trabajamos con Moodle y sobre todo, cómo evitarlos.

1. No realizar copias de seguridad regulares

Muchas veces me encuentro con que administradores de Moodle activan las copias de seguridad automáticas de todos los cursos. Para un buen mantenimiento de Moodle, es importante recalcar que las copias de seguridad deben hacerse a nivel de hosting / servidor, en lugar de internamente desde Moodle.

Solución: Implementar un cronograma de backups automáticos y almacenar copias fuera del servidor principal.

Con esto no quiero decir que no se hagan copias de seguridad con el propio Moodle. Sí se pueden hacer, es más lo recomiendo, cuando se finaliza una edición de un curso. Pero siembre copias de seguridad manuales, y tras generar la copia, la descargamos y la almacenamos en otro lugar diferente al Moodle.

2. Actualizar directamente en producción

Esto es algo que nos vale para cualquier tipo de sistema informático. No debemos hacer actualizaciones sobre el sistema de producción, porque podemos encontrarnos con sorpresas desagradables.

Solución: Utilizar un entorno de pruebas para verificar las actualizaciones antes de aplicarlas en el sitio en vivo.

A veces hacemos actualizaciones sobre el sistema de producción, pero realizando los siguientes pasos:

  1. Ponemos el Moodle en modo mantenimiento
  2. Hacemos un backup a nivel de hosting de la plataforma
  3. Aplicamos la actualización
  4. Revisamos que todo funcione correctamente
  5. Quitamos el modo mantenimiento y dejamos el sistema listo para su acceso

3. Ignorar las actualizaciones de seguridad

En general las actualizaciones hay que revisarlas siempre, y decidir si se aplican o no. Podemos considerar que hay dos tipos de actualizaciones:

  • Actualizaciones funcionales: mejoran el sistema con nuevas características
  • Actualizaciones de seguridad: resuelven problemas de seguridad que pueda haber

Cada vez nos encontramos más casos en los que las actualizaciones de seguridad de Moodle son muy frecuentes. No es una plataforma especialmente vulnerada, pero hay que prestar atención a la información que nos dan desde moodle.org cada vez que hay una actualización.

Solución: Mantener Moodle y todos los plugins actualizados con las últimas versiones de seguridad.

Esa es la teoría, actualizar todo, pero siempre con prudencia, ya que puede ocurrir que instalemos una versión nueva que mejore asuntos de seguridad pero nos genere incompatibilidades con determinados plugins de Moodle que tengamos. Por lo que las actualizaciones (y sobre todo cuando se actualiza el core de Moodle, deben ser evaluadas previamente.

4. Sobrecargar el servidor

Los servidores no son ilimitados, y hay dos valores principales que van a limitarnos de cara a usar un servidor:

  • Número de usuarios conectados concurrentemente
  • Espacio utilizado en disco

Solución: Monitorear el rendimiento del servidor y ajustar los recursos según las necesidades del tráfico y uso.

El recurso de espacio en disco es fácil de medir, pero el recurso de usuarios concurrentes conectados es más complejo, ya que para determinar cuantos pueden conectarse, depende también de qué tipo de recurso de Moodle utilicen ya que no es lo mismo hacer cuestionarios (que requiere de mucho uso de base de datos) que leer paquetes Scorm.

5. Permitir el acceso innecesario a los administradores

En general, no es un gran problema que un usuario que gestiona el Moodle acceda como administrador, pero sí es importante recalcar determinadas zonas que no debe modificar, ya que están reservadas para usuarios avanzados.

Solución: Limitar los privilegios administrativos solo a usuarios esenciales y revisar regularmente los permisos.

Toda la gestión de roles y servicios web, es una zona muy delicada y es mejor dejar en manos sólamente de especialistas.

6. Desconocimiento de los logs y informes

Todos los sistemas informáticos, suelen registrar qué está pasando “debajo”. Hay veces que se producen fallos que no se notan pero sí se registran.

Solución: Revisar periódicamente los logs del sistema y utilizar los reportes para identificar problemas potenciales.

El sistema, por ejemplo, puede estar avisándonos de que estamos usando una versión de PHP que está algo desfasada, y en la siguiente actualización nos va a generar problemas. Estos avisos, a modo de warnings, van a quedar registrados en el log del sistema, que podremos consultar a través de nuestro hosting o servidor.

7. No formar al personal en el uso de Moodle

La formación es imprescindible, y en sistemas informáticos que, como en el caso de Moodle, suelen estar en constante evolución, es esencial mantener una buena política de formación.

Solución: Proporcionar formación continua y recursos de apoyo para los administradores y usuarios de Moodle.

Se nos va a dar el caso de que tenemos que formar a la gente que llega y a la gente que está, ya que Moodle, con cada actualización, va a ir mejorando y teniendo más funcionalidades, que tenemos que explicar a nuestro equipo.

Estos errores comunes pueden evitarse con un enfoque proactivo y organizado en el mantenimiento de Moodle. Implementar buenas prácticas de gestión y seguridad no solo mejorará el rendimiento del sistema, sino que también garantizará una experiencia de usuario más segura y eficiente.

Quizá te interese...

Deja un comentario...

Suscribirme
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios