ATENCIÓN AL CLIENTE: +34 923 199 148

Sigue habiendo pocas páginas web accesibles

Hace poco leí en el Servicio de Información sobre Discapacidad el siguiente titular “Menos del 10% de los sitios web usados en Europa son accesibles”.

Es un titular que no me gustó para nada ya que como desarrollador de sitios web accesibles tengo claro que con un diseño inicial apropiado, es sencillo crear dichos portales accesibles.

Todos los usuarios deben poder acceder a una web

Vamos a recordar que un usuario de internet debe poder acceder los servicios que les brindan las páginas web. Para ello dichas páginas web deben ser accesibles.

La accesibilidad de una web es un trabajo que se debe realizar desde el principio de la creación de la web (o adecuando las que ya están) mediante un diseño para todos de sus componentes y una adecuada formación de los profesionales que alimentan dicha página.

En definitiva debemos hacer el trabajo correcto desde el principio al final, desde un diseño apropiado hasta una introducción diaria de contenidos de manera accesible, facilitando alternativas accesibles a los contenidos que de base no lo son (vídeos, audios, imágenes, etc.).

La accesibilidad web nos beneficia a todos

Cuando una página web es accesible, un usuario con y sin discapacidad se verá beneficiado de dicha accesibilidad, ya que las webs accesibles siempre son más intuitivas, sencillas de utilizar, agradables de navegar por ellas, etc.

Servicios web cada vez más habituales

También hay que destacar que cada vez son más los usuarios que realizan sus trámites administrativos, compras, consultas por Internet, con lo cual eso implica que adaptemos las páginas web para ellos, para todos.

En artículos anteriores he mencionado que además hacer una página web accesible no es un gasto, sino que es rentable ya que venderemos (en el caso de tiendas online) a más usuarios nuestros productos.

Quizá te interese...

Deja un comentario...

Suscribirme
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios