Comparativa: Alojamiento compartido o Servidor dedicado

WebProgramacion > Blog > Comparativa: Alojamiento compartido o Servidor dedicado
Autor: Dámaso Velázquez Álvarez
¿Hosting o Servidor dedicado?
¿Hosting o Servidor dedicado?

En este post voy a hablar de los pros y contras de los planes de hosting (alojamiento compartido) y los servidores dedicados (no voy a distinguir entre dedicado y virtual, ya que si garantizan los recursos realmente, los virtuales se comportarán como un dedicado).

En muchas ocasiones me veo en la situación de elegir para un cliente si debe usar un hosting (alojamiento compartido) o un servidor dedicado. El procedimiento habitual es analizar la solución a implementar y en función de eso, elegir la opción más económica para el cliente.

Para hacer un buen análisis vamos a realizar la comparativa en función a las dimensiones / categorías:

  • Rendimiento
  • Capacidad
  • Administración
  • Límite de transferencia
  • Precio

Rendimiento

Dependiendo del rendimiento que necesitemos, puede que nos veamos obligados a utilizar un servidor dedicado. Un alojamiento compartido no tiene por qué ser menos potente en recursos que un dedicado, pero como lo compartimos con más usuarios, éstos usarán la máquina y habrá ocasiones en las que nuestras aplicaciones (un Moodle por ejemplo) puedan ir lentas.

Si necesitamos un rendimiento alto, debemos optar por un servidor dedicado. En él nosotros seremos los que tendremos el control absoluto sobre la máquina y podremos optimizar los recursos y saber que nadie más que nosotros los usará.

Como ejemplo, hace poco tiempo un proveedor de hosting que utilizo habitualmente estaba haciendo una copia de seguridad del servidor compartido y un cliente mío tenía un Moodle ahí colgado que le iba lento durante ese espacio de tiempo. Si ese cliente hubiera necesitado un rendimiento máximo, la solución óptima habría sido un servidor dedicado, donde nosotros haremos el backup en el momento de poco uso de la máquina.

Capacidad

En este punto distinguiremos dos tipos de capacidad: en cantidad de información (espacio en disco) y en cantidad de recursos (RAM, procesador, etc.)

La primera puede ser más o menos igual en un hosting que en un servidor dedicado, ya que hay muchos planes de alojamiento que incluyen una capacidad altísima de disco, pero en la segunda, es indudable que como los recursos de un servidor dedicado sólo los usamos nosotros, nos dará un servicio mejor ya que nosotros elegiremos qué recursos necesitamos para los usuarios que tenemos y todos esos recursos estarán disponibles para nosotros.

Administración

Normalmente los planes de alojamiento compartido vienen administrados por la empresa que nos facilita el servicio y cuando necesitamos algo (usar una versión de PHP, crear una base de datos MySql, etc.) tenemos un panel de control muy intuitivo para solicitarlo.

En cambio en un servidor dedicado normalmente se pone a nuestra disposición y somos nosotros quienes administramos la máquina. Entonces tenemos que contar con los conocimientos necesarios para hacerlo.

En nuestro caso particular, somos nosotros desde WebProgramacion, quienes administramos para el cliente tanto planes de hosting como servidores dedicados.

Límite de transferencia

Los planes de alojamiento suelen tener unos límites de transferencia de información mensuales y si los excedemos tendremos que pagar un recargo, ya que dichos planes están pensados para pequeñas aplicaciones web / páginas web que no necesiten un gran número de recursos.

Los servidores dedicados habitualmente no tienen límite de transferencia mensual con lo que si montamos por ejemplo un Moodle con un gran número de alumnos, no tendremos problema de tener un recargo por un uso elevado de la red.

Precio

Un plan de hosting será más económico en general que un servidor dedicado, pero cuando vamos a poner en marcha una gran aplicación seguramente necesitemos asumir el precio del servidor dedicado (normalmente una gran aplicación también nos dará más beneficios) para poder tener un buen servicio.

Fecha

23/12/2012

Deja tu opinión

la política de privacidad que declaro haber leído.

(*) Campos necesarios. El correo electrónico no será público.